Remedios para la uña encarnada

Las uñas encarnadas es entre los inconvenientes más frecuentes de las uñas de los pies que pueden ser muy molestas y dolorosas y en general acostumbran a afectar al dedo gordo del pie.

Si la piel que rodea el borde de la uña está enrojecida y también inflamada y resulta molesta al tacto, probablemente se trate de una uña encarnada que puede llegar a infectarse, por lo que debe de ser tratada a la brevedad posible.

Hay múltiples razones por las que se desarrolla esta condición que incluyen un inapropiado corte de las uñas, el empleo de un calzado ajustado, factores físicos del pie como deformaciones de los dedos o bien la forma de las uñas entre otros muchos.

Así como existen varias causas, también existen muchos tratamientos naturales para las uñas encarnadas que podemos probar en casa, como los que te vamos a mostrar, no obstante si el dolor es severo y la condición no mejora, debe asistir al médico para evitar dificultades futuras.

Antídotos para las uñas encarnadas:

1. Remojar los pies.

Poner a remojo los pies en agua templada con jabón ayuda a sostener el área limpia y libre de bacterias.

Remoje los pies en agua templada 3 o bien 4 veces al día. Puede incorporar sal de Epsom al agua para suavizar la piel de la zona perjudicada.

Asimismo puede lavar los pies con agua y jabón de Castilla.

Se deben mantener los pies limpios y secos.

2. Vinagre de manzana.

El vinagre de manzana es un tratamiento natural para la uña encarnada por sus propiedades antibacterianas.

Agregue una cuarta parte de taza de vinagre de manzana al agua caliente para efectuar un baño de pies o bien diluya el vinagre de manzana en agua y aplique de manera directa.

3. Aceites esenciales.

Los aceites esenciales pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

Combine aceite de árbol de té, chipre, clavo, lavanda y romero con un aceite portador y mezcle bien ya antes de emplear.

Utilice esta mezcla sobre la zona perjudicada masajeando suavemente.

De igual manera puedes preparar tu pomada a base de aceites esenciales para ayudar a sanar la uña encarnada, calmar el dolor que genera y prevenir la infección.

Receta.

Ingredientes:

– 5 gotas de aceite de eucalipto.

– 5 gotas de aceite de árbol de té.

– 1 gota de aceite de orégano.

– 5 gotas de aceite de lavanda.

– 2 gotas de aceite de menta.

-60 ml de gel de aloe.

-60 ml de aceite de coco.

Modo de preparación:

Mezcle todos y cada uno de los ingredientes en un pequeño frasco de vidrio con tapa.

Modo de uso:

Tras la limpieza del área afectada aplique un tanto de esta pomada sobre la zona y deje que seque.

Repita 2 o bien 3 veces al día…

Esperamos que esta información haya sido de tu interés y te haya funcionado de maravilla. Coméntanos si ya lo intentaste y cuáles fueron tus resultados.

 

Fuente: este post proviene de Salud y Naturaleza, donde puedes consultar el contenido original.