Flores de papel a partir de una espiral

No existe otro elemento más flexible, fácil de trabajar y con tanta variedad de texturas y colores como el papel. Romántico, rústico, elegante y siempre de moda. Se adapta a todos los estilos.

Materiales

  • Cartulina del color que desees darle a tus flores
  • Silicón caliente
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Ramas secas (opcional)

Las imágenes son más elocuentes que lo que yo pueda describir, pero básicamente te comento que se trata de dibujar sobre la cartulina una espiral a mano alzada, o bien, usar la plantilla de espiral que encontrarás al final del post, si el trazo es un tanto irregular la flor queda más natural.  Recorta sobre ese trazo y luego enrolla como puede apreciarse en la imagen, pegando los bordes internos, unos con otros.

Si consigues unas ramas o tallos secos y las fijas en él, quedará una manualidad preciosa con un estilo natural, pues los tallos aportarán un toque rústico pero más auténtico a la pieza final.

En base a esta técnica, podrás usar estas flores de papel para decorar marcos, ramos completos de papel, guirnaldas, tarjetas o para colocarlas donde más te guste. Colócalas en un hilo o cordón y usala como guirnaldas.O decorar una caja.

  •  
  •  
  •  
  •