Solución para que el cierre de tu pantalón quede en su lugar

¿Tienes problemas con ese cierre rebelde que no quiere permanecer en su lugar? Aquí tienes la solución para ya no batallar cada cinco minutos.

Únicamente necesitas el arillo metálico de un llavero. Lo pasas por el pequeño orificio del cierre y lo atarás con el botón de tu pantalón y listo. Ya no tendrás que preocuparte. Lo siento si tu pantalón no tiene botones.