Transforma tu agenda con unos sencillos pasos

Dale una nueva apariencia a tu gastada agenda que ha sufrido por el paso de los años en un santiamén.

Coloca un trozo de tela de encaje del tamaño de la tapa delantera de la agenda o libreta y asegura los bordes con cinta transparente, enseguida rocía de manera uniforme sobre la tapa forrada a una distancia de 15 centímetros.

Deja secar un tiempo aproximado de 3 horas, retira la cinta adhesiva y la tela de encaje y disfruta de tu nueva agenda.

  •  
  •  
  •  
  •