Cómo guardar la decoración navideña

Tristemente hemos llegado al final de las vacaciones decembrinas, las fiestas han quedado atrás y todo se empieza a normalizar.

Nosotras solemos quedar con algún(os) kilo(s) de más después de tanta fiesta y nuestra casa llena de adornos navideños que, a más tardar el día 7, debemos recoger y guardar de forma organizada para volver a la rutina del día a día.

No se trata de guardar las cosas navideñas que han decorado y alegrado la casa y meterlas en un rincón, hay que hacerlo con cuidado y de forma ordenada para que se conserven bien y para que podamos reutilizarlas sin problemas en la próxima Navidad. En Dale Detalles te proponemos algunos consejos y recomendaciones.

  • Debemos limpiar muy bien los adornos antes de guardarlos. No los guardes húmedos ya que podrían formarse hongos.
  • Para guardar las figuras y adornos, dependiendo del material de confección, pueden ser envueltas en plástico de burbujas, papel blanco, o papel de china (no periódico, porque podría mancharlas). Luego, guarda en una caja (no en bolsas) para evitar roturas indeseadas. Cierra y etiqueta para identificarlas fácilmente.
  • Es recomendable conservar los envoltorios originales para guardar los adornos de la mejor manera posible.
  • Debemos proteger la decoración navideña de la humedad. Para ello, es recomendable colocar bolsitas de gel de sílice en cada una de las cajas y, si podemos, guardar las cajas en un lugar fresco y seco.
  • A la hora de apilar las cajas, colocaremos las de mayor peso y tamaño debajo y las más
  • pequeñas encima.
  • Es recomendable identificar las cajas, con una etiqueta o una foto que muestre su contenido.
  • Las luces de Navidad suelen presentar mayores inconvenientes. Para evitar el tradicional enredo de cables, las colocaremos en el piso. Luego, iremos enrollando en un cartón firme, o tubo de cartón, como el de papel de cocina, al que podemos haber hecho hendiduras en los extremos superior e inferior para evitar que se muevan y enreden.
    Otra forma de guardarlas es ir enrollando en torno a hojas de papel periódico, separando una vuelta de la siguiente. Luego,  apresa sin demasiada presión, en una caja que las mantenga firmes.
  • Si tenemos un árbol de Navidad artificial, antes de guardarlo quitaremos todas las esferas y adornos, pasando un paño humedecido antes de doblar las ramas con cuidado e introducirlo en una bolsa grande de plástico que lo mantenga firme para evitar que se deforme durante el año.
  • Luego, lo más conveniente es colocarlo dentro de una caja, y etiquetarla para reconocerla el año próximo. Las coronas y otros objetos similares también deben ser colocados en una bolsa firme, y luego en una caja etiquetada, disponiendo de buen espacio para no perder su forma.
  • Las figuras del nacimiento pueden ser envueltas una a una, en papel de china. Luego, colócalas en una caja provista de bolas arrugadas de papel de diario, para que amortigüe posibles movimientos.