Crea hermosos mini jardines reutilizando macetas rotas

Si tienes una maceta de barro que se ha roto no la deseches, con un poquito de creatividad podrás hacer verdaderas obras de arte.

Puedes pintarlas, utilizar los mismos trozos rotos y tierra para generar distintos niveles, o incluso cubrirlas con un poco de musgo, pasto o pequeñas piedras, lo que contribuirá para darle un buen aspecto y mantendrá la humedad del conjunto.

Materiales:

  • Maceta grande de barro (y sus piezas) que permita la vista al interior.
  • Macetas de menor tamaño
  • Piedras pequeñas
  • Musgo o pasto (o semillas de alpiste o chía)
  • Suculentas de varios tipos
  • Tierra preparada para jardín
  • Accesorios decorativos como casitas, miniaturas, etc.

Cada pedacito roto de maceta es aprovechado y reubicado inteligentemente para obtener un efecto mucho más bello. En lugar de una sola planta se colocan varias, destacando las plantas suculentas.

Si prefieres las plantas de bulbo, puedes cultivarlas en macetas y trasplantarlas al mini jardín cuando estén en flor. Elegir varias especies con hojas de distintos colores para hacer un conjunto llamativo.

Un punto importante es reemplazar las plantas en cuanto se sequen, debemos tenerlo en cuenta para que no se modifique el aspecto general de nuestra obra.

Si el recipiente es lo bastante grande y profundo, podremos enterrar en él otras macetas chicas que apenas asomen su contenido a la superficie. Esto es indicado para los cactus que no demandan riego, ya que de esa forma quedan protegidos del agua que reciban sus plantas vecinas.

Como verás no es nada complicado y si muy satisfactorio cuando veas concluida tu obra.

  •  
  •  
  •