Dibujos con las huellas de los dedos

Esta actividad es una forma fácil y divertida para que los niños pequeños demuestren su espíritu creativo, además de que les ayuda a explorar el proceso artístico, mejorando sus habilidades motrices.

Materiales:

Pinturas dactilares de diferentes colores

Bandeja para pintura

Pincel fino y grueso

Hojas de papel

Instrucciones

1.Elige un tema para tu dibujo de huellas dactilares. Crea exploraciones basadas en procesos generales en las que el niño simplemente experimente pintando con los dedos o realice una imagen más estructurada de un animal u objeto.

2.Habla sobre las huellas dactilares con los niños. Muéstrales que cada persona tiene patrones diferentes en las puntas de sus dedos usando tus propias manos o fotografías.

3.Prepara tu área de pintura. Elige una superficie de trabajo plana como una mesa o un escritorio grande. Cubre la superficie con periódicos o una capa de plástico para reducir la suciedad.

4.Vierte la pintura en una bandeja lavable del tamaño de una pelota de golf.

5.Muestra cómo es el proceso de pintura y enséñale al niño a sumergir su dedo en la pintura y luego presionar en la hoja de papel para hacer una imagen. Explica que puede hacer objetos o diseños más grandes combinando múltiples huellas dactilares. Repite el proceso para hacer más huellas y realizar un patrón u objeto.

6.Pinta los detalles y toques decorativos con un plumón delgado. Anima al niño a que le añada características faciales a las personas o animales, líneas o algún detalle adicional al dibujo.

huellitas1

huellitas2

huellitas3

huellitas4

huellitas5

huellitas6

 

huellitas7

 

huellitas8

 

huellitas9

3 Comentarios

    • Puedes comprarla en cualquier papelería. En caso de no conseguirla te digo como hacerla en casa: Pon a hervir 2 tazas de agua en una cacerola, después disuelve una taza de harina en agua fría, una vez que hierve el agua de la cacerola retira del fuego y agrega la harina ya disuelta poco a poco y sin dejar de mover para evitar que se formen grumos.

      Una vez hecha la mezcla, pon de nuevo al fuego y deja hervir por un minuto más, retira nuevamente del fuego y agrega el colorante alimenticio de tu elección según el tono que quieras obtener y mezcla muy bien. Deja enfriar.

      Puedes utilizar la pintura tibia para pintar en papel, cartón, etc., y si sobra se refrigera para conservar por más tiempo.

Comments are closed.