Elabora tus propias calaveritas para Día de Muertos

Parte de la tradición en la víspera del día de muertos son las conocidas “calaveritas”. A pesar de que hay de todo tipo de materiales como el barro, las de dulce son las más comunes y atractivas a los ojos de los niños pues representa una golosina divertida.

Aunque hay quienes guardan el dulce unos días y después lo tiran, otros prefieren degustar su sabor, sobre todo los peques. ¡Imagínate que a parte de disfrutar el dulce se diviertan!…

Hacerlas en casa es muy fácil y si pides ayuda a tu hijo para decorarlas será una actividad muy divertida que podrán disfrutar juntos, además de comerlas con la seguridad de que están recién hechas e higiénicamente elaboradas.

Calaveritas de azúcar

Ingredientes:

-3/4 kg (750 gr) de azúcar blanca

-Media cucharadita de cremor tártaro
-1/4 de litro (250 ml) de agua
-10 moldes de barro

Para decorar:

-2 claras de huevo

-Azúcar glass

-1 limón
-Colores vegetales
-Papel encerado para hacer duyas
-Lentejuelas
-Papel estaño

Procedimiento:

En un recipiente coloca agua al fuego y cuando suelte el hervor agrega el azúcar con el cremor tártaro y mueve hasta que se diluyan. Una vez disuelto, deja en el fuego hasta que la mezcla espese. Retira del fuego y bate hasta que obtenga un color blanco uniforme. En cuanto esté así, se vierte inmediatamente en los moldes (previamente unidos con ligas). Cuando éstos estén tibios y el azúcar se haya endurecido un poco, sumérgelos en agua fría y sácalos enseguida. Quita las ligas y desmolda. Coloca las calaveras en una charola y deja que se sequen.

Para decorar las calaveritas:

Para decorar, haz duyas con papel encerado, como conos con la punta ligeramente abierta. Bate las claras de huevo y agrega azúcar glass y unas gotas de limón (si lo deseas puedes agregar gotas de vainilla), hasta formar una pasta suave y uniforme. Divide la mezcla en varios recipientes, dependiendo los colores que desees utilizar. Dale color agregando unas gotas de colorante vegetal, cada recipiente un color diferente. Llena una duya con cada color y adorna cada calavera con la mezcla. También puedes utilizar pequeños recortes de papel estaño para decorar. ¡Y no olvides! poner el nombre de tu pequeño al frente de la calavera.

Otra forma de hacerlas de azúcar
calaveritadeazucar

 

Ingredientes:

-1 lata de leche condensada
-El jugo de 1 limón
-1/2 Kg (500 gr) de azúcar glass

Manera de preparar:

Vacía en un recipiente la leche condensada y agrega poco a poco el azúcar glass. Mezcla hasta que la consistencia permita que pueda ser modelada con las manos, sin que se pegue. Usa el azúcar glass necesario. Agrega el jugo de limón para que el sabor no sea tan dulce. Separa en 5 partes y forma las calaveras.

Para la decoración:

Igual que con las otras calaveritas de azúcar.

Calaveras de Chocolate

calaveritadechocolate
Ingredientes: 

-Chocolate para repostería (ya sea con leche, amargo, etc.)
-Moldes

Procedimiento:

Derrite el chocolate a baño María, moviendo suavemente con una pala de madera. Vacía en los moldes y deja secar. Decora igual que las calaveras anteriores.

Calaveras de Amaranto con Chocolate

calaveradeamaranto1Tiempo de preparación: 1 día y 1 hora.

Ingredientes:

-200 gr de cereal de amaranto tostado
-460 gr de chocolate para repostería (el que gustes).

Utensilios:

-Cacerola grande para baño María.
-Cuchara o pala de madera
-Charola de plástico o de acero inoxidable
-Moldes en forma de calavera
-Bolsitas de celofán o envase de plástico con tapa con capacidad de 3 litros.
-Etiqueta adherible.

Procedimiento:

1.- Funde en la cacerola el chocolate a baño María.

2.- Una vez fundido, añade el amaranto y mezcla todo con una pala de madera hasta que quede incorporado perfectamente.

3.-Cuando los ingredientes estén mezclados, vacía la pasta resultante en los moldes de calavera y presiona hasta que quede compacta. Deja reposar durante 10 minutos.

4.- Después, desmolda y coloca en una charola de acero inoxidable; deja secar durante un día en un lugar ventilado, limpio y seco.

Envasado, conservación y caducidad:

Envasa las calaveras de amaranto en el recipiente de plástico, o bien, en las bolsitas individuales de celofán, sellándolas para conservarlas en un lugar fresco, seco y oscuro. Adhiere la etiqueta con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad. Las calaveras tienen una duración de 3 meses.

Puedes decorar, igual que las calaveras de azúcar y/o agregar granillo de chocolate, cachuates, etc.

1 Comentario

Comments are closed.