Fresas cubiertas con chocolate

Un postre delicioso y ligero que engalanará la mesa en cualquier reunión, informal o formal, y lo mejor es que gustarán a todos. Hacer manualmente fresas cubiertas con chocolate es muy sencillo. La receta es básica, y solo necesitas unos cuantos ingredientes para hacer el trabajo.

Preparación

Lava las fresas, tres o cuatro horas antes de que las cubras con chocolate. Deja los tallos en su lugar. Coloca las fresas en una toalla de papel para que se sequen por completo, pues si están húmedas, el chocolate no se adherirá.

Coloca 400 gramos de chocolate semi-dulce, blanco o para hacer coberturas en un recipiente recipiente a baño maría.

Agrega 2 cucharadas de manteca al chocolate. Remueve la mezcla conforme se vaya derritiendo, cuidando de que no se queme en el fondo del recipiente.

Coloca papel de cera debajo de un estante para enfriar, de forma que atrape las gotas de chocolate. Clava palillos en la parte superior de las fresas. Con esto facilitarás el proceso de cobertura, pues no tendrás que remojar tus dedos en el chocolate.

Hierve a fuego lento el chocolate una vez que se haya derretido. Mantener el chocolate caliente evita que este se endurezca, facilitando el proceso de cubrir las fresas.

Sostén la fresa por el palillo y sumérgela en el chocolate. Gira la fresa dentro del chocolate hasta que obtengas la cobertura deseada.

Coloca las fresas con el tallo hacía abajo en el estante para enfriar. Deja que se enfríen durante 15 minutos. Guarda las fresas cubiertas en chocolate en el refrigerador hasta que sea el momento de servirlas.

fresas con chocolate